Tag Archive for estimulación intrauterina

ESTIMULACION PRENATAL

ESTIMULACION PRENATAL O INTRAUTERINA

La Estimulación intrauterina se concibe como actividades que se proporcionan a una personita desde el momento de su gestación para conseguir un individuo socialmente adaptado a su medio.
La estimulación prenatal o intrauterina hace referencia a los estímulos que se brindan al bebé en el útero de la madre.

Es de suma importancia que el bebé dentro del vientre materno es muy receptivo y sensitivo a la estimulación ambiental. Sus experiencias en el útero pueden no solo afectar su comportamiento, sino también modificar toda su personalidad para el resto de su vida.
Los padres no necesitan esperar que su hijo nazca para preocuparse por la influencia del ambiente sobre su desarrollo.

CAPACIDADES MOTORAS DEL BEBÉ EN EL VIENTRE

Los movimientos del feto y su ejercitación sirve como entrenamiento necesario para después del nacimiento. Al tercer mes el bebé hace sus primeros movimientos, pero al cuarto son percibidos por su madre. La actividad está influenciada por el estado de alerta del feto.

CAPACIDADES SENSORIALES

Permiten distinguir unos estímulos de otros y tener preferencias por ciertos estímulos. Desde el segundo trimestre de gestación todos los sentidos funcionan en el ser no nacido. La mejor prueba de ello lo constituye sus reacciones motoras ante distintos estímulos a través de los cuales el bebé manifiesta satisfacción, bienestar, lo que le gusta, lo que no le gusta. Las sensaciones que experimenta en la etapa fetal son numerosas y variadas y contribuyen a un desarrollo cerebral adecuado. Tanto la ausencia como el exceso de estimulación podrían contribuir a producir problemas como por ejemplos una exposición constante a ruidos muy fuertes durante la gestación multiplica por tres el riesgo de sufrir sordera. (Relier, 1994).

LA VISION: A través de los tejidos de la pared abdominal traspasa cierta luminosidad, se ha comprobado que el bebé desde la semana 16 es sensible a la luz.

OIDO: Durante la 5ª semana empieza a formarse el oído y queda completamente formado alrededor de las 20ª semanas. Los estímulos que percibe el bebé son los que provienen de su madre, los latidos cardiacos y los ruidos gástricos o respiratorios. También puede captar sonidos del exterior como las voces de los padres y familiares o el ruido ambiental llegando estos ruidos atenuados. Cuando se produce un ruido fuerte cerca al abdomen materno se acelera su ritmo cardiaco, patalea, si el ruido es suave, parpadea, hunde el pecho y extiende y flexiona sus piernas.

TACTO: Los receptores del tacto empiezan a desarrollarse más temprano, desde la 7ª semana de embarazo y a las 20ª semanas están desarrolladas por todo el cuerpo al mismo tiempo se van desarrollando las vías nerviosas que actuaran como conductoras de la estimulación. Las reacciones táctiles que tiene el bebé en el vientre materno son reflejas es decir que se desencadenan involuntariamente de un modo automático y la mayoría de las veces tiene una función protectora.

GUSTO: Las papilas gustativas aparece de la 8ª a 9ª semana y están bien desarrolladas alrededor de las 12ª semana, a partir de entonces el bebé distingue sabores y muestra disgusto o satisfacción por alguno de ellos.

OLFATO: El olfato se desarrolla y funciona también en el feto incluso antes de su capacidad gustativa.

El bebé dentro del útero presentan sensibilidad a la temperatura y percepción vestibular, este último se localiza en el oído interno y es el que controla el equilibrio . Cuando la madre camina o realiza algún ejercicio modifica su posición y la del bebé en el espacio, estimulando así el sistema vestibular. Se ha observado que el feto permanece quieto cuando su madre se mueve, en cambio cuando su madre está en reposo el bebé suele moverse libremente.

SENSIBILIDAD SUSTANCIAS: La ingestión de alcohol por la madre es detectada por el feto que reacciona dejando de respirar, también el cigarrillo lo afecta provocando aceleración cardiaca y disminución de movimientos.